ⓘ `Abdul-Bahá

                                     

ⓘ `Abdul-Bahá

`Abbás Effendí conocido como `Abdul-Bahá, fue el hijo mayor de Baháulláh, el "profeta fundador" del bahaísmo. En 1892 su padre lo nombra sucesor y dirigente del bahaísmo en el Kitáb-i-`Ahd, el testamento de su padre.

Sus viajes al este y sus Tablas del Plan Divino ayudaron a expandir el bahaísmo más allá de Persia, su lugar de origen. Su serie de tratados y escritos sentaron las bases de la actual administración bahaí.

`Abbás Effendí quien prefería ser llamado `Abdul-Bahá, siervo de la gloria de Dios, es conocido también como Maestro en los textos bahaíes. Durante la Primera Guerra Mundial `Abdul-Bahá fue galardonado con la Orden del Imperio británico, reconociendo su esfuerzo por disminuir los efectos de la hambruna que sufría Palestina por medio de la repartición de su propio almacenamiento de grano.

                                     

1. Vida temprana

`Abdul-Bahá nació en la ciudad de Teherán, Persia el 23 de mayo de 1844 como hijo mayor de Baháulláh y Navváb. Durante su juventud adquirió cierta influencia del babismo, donde su padre era un miembro prominente. La aprehensión de su padre fue un evento que lo marcó profundamente cuando era niño, porque su familia se vio condenada la miseria y el desprecio como consecuencia.

                                     

2. Los años en el exilio

Después de cierto tiempo, Baháulláh es liberado temporalmente, pero obligado a permanecer en el exilio. Es entonces cuando en el invierno de 1853, Abdul-Bahá se une a su padre en el viaje obligado hacia Bagdad. Durante su estadía allí, el joven Abdul invierte tiempo leyendo textos y tratados babistas, estudiando el Corán, y discutiendo con los sabios y los eruditos de la ciudad. En 1863 Baháulláh, como prisionero, es expulsado y movido con toda su familia a Constantinopla, hoy Estambul. Para entonces, Abdul-Bahá, quien ya había asumido el cargo de jefe segundo, sufriría junto con su padre el exilio en Adrianópolis Edirne, Turquía, y Akka Acre, Israel. A los habitantes de Akka se les había dicho que los prisioneros Baháís eran enemigos de Dios, la religión y el estado, así que encontraron trato despótico. Con el tiempo la gente de Akka minimizó su hostilidad ampliando su interacción con los exiliados Baháís, al punto que a Baháulláh y su familia les era permitido salir de la ciudad y rondar libremente localidades vecinas.

                                     

3. Primeros años de su ministerio

Después de que Baháulláh muriese el 29 de mayo de 1892, su testamento nombraba a su hijo `Abdul-Bahá como el Mediador del Pacto, sucesor e intérprete de sus escritos. Muhammad `Alí, envidioso de la autoridad transferida a su hermano `Abdul, se da la tarea de desprestigiar a su hermano por medio de correspondencia con los Baháís de Irán. Aunque la mayoría de los creyentes Baháís siguen las enseñanzas de `Abdul-Bahá, existen ciertos grupos que contemplan a Muhammad `Alí como el verdadero heredero de Baháulláh. Entre los líderes que contemplan esta idea, se encuentran Mirza Javad e Ibrahim Khayrullah, el autoproclamado misionero Baháí para Norteamérica.

                                     

4. Viajes al oeste

Su confinamiento duró hasta que fue excarcelado con motivo de la Revolución de los Jóvenes Turcos en 1908. Poco después de su liberación, `Abdul-Bahá viaja a Europa, Egipto, a los Estados Unidos para proclamar las enseñanzas de su padre e impulsar el desarrollo de las incipientes comunidades bahaíes que habían surgido en varios sitios de Europa, Estados Unidos y Canadá. Muchas de sus conferencias y charlas fueron grabadas y se han publicado en libros bajo los títulos de La Sabiduría de Abdul-Bahá y La Promulgación de la Paz Universal. Otra de las obras de `Abdul-Bahá, que sentó las bases de la expansión y consolidación de la comunidad mundial bahaí, es una serie de documentos llamados Tablas del Plan Divino. También mantuvo una copiosa correspondencia con personas y comunidades baháí durante muchos años, y muchas de esas cartas o "Tablas" se han traducido y publicado en varias lenguas.

                                     

5. Vida familiar

Después de que Mirza Muhammad `Ali muriese, su hija Munirih Khanum se muda a casa de Baháulláh y Navváb, quienes después de cierto tiempo le expresaron que estaban interesados en que ella se convirtiera en esposa de su hijo. En 1872 `Abdul-Bahá se casa con Munirih y tienen cinco hijos y cuatro mujeres. La mayor, Díyáíyyih Khánum se convertiría en la madre del futuro heredero de `Abdul-Bahá: Shoghi Effendi.

                                     

6. Sus últimos años

`Abdul-Bahá murió en Haifa el 28 de noviembre de 1921. Sus restos descansan en la falda del Monte Carmelo, en el Santuario del Báb. En su Testamento, cita a su nieto Shoghi Effendi Rabbani como el próximo guardián mundial de la Fe Baháí.



                                     

7. Obras de `Abdul-Bahá

Las siguientes obras contienen sus escritos, charlas, etc.

  • Fundamentos de la Unidad Mundial.
  • La Sabiduría de Abdul-Bahá.
  • Filosofía Divina.
  • Voluntad y Testamento de Abdul-Bahá.
  • Charlas en París.
  • Contestación a algunas preguntas.
  • El Secreto de la Civilización Divina.
  • Las Tablas del Plan divino.
  • La Promulgación de la Paz Universal.