ⓘ Reserva natural dirigida de la Laguna de Gallocanta

                                     

ⓘ Reserva natural dirigida de la Laguna de Gallocanta

La reserva natural de la Laguna de Gallocanta es una reserva natural de Aragón, entre las comarcas de Campo de Daroca y Jiloca, formando parte de los términos municipales de Santed, Gallocanta, Berrueco, Las Cuerlas, Tornos y Bello; esto es, entre las provincias de Zaragoza y Teruel. Se ubica en el sistema Ibérico. Las localidades que rodean la laguna son Gallocanta, Berrueco, Tornos, Bello y Las Cuerlas.

La laguna de Gallocanta abarca una superficie de 1924 ha y otras 4553 ha de zona periférica de protección. ​

                                     

1. Fauna

La alta concentración de sal en sus aguas impide toda presencia de peces, aunque hay un importante número de aves, reptiles y anfibios por los arroyos y las balsas, y mamíferos por las sierras y los montes.

Cuenta con más de 220 especies de aves, entre las que destacan: buitres, águilas, grullas, abubillas y fochas. Constituye el enclave más importante de aves acuáticas de Aragón y el segundo de la península ibérica después del Doñana ​.

Entre los mamíferos se pueden encontrar: corzos, comadrejas, zorros, gatos monteses, algún ciervo, jabalíes, martas, conejos y tejones.

Son comunes en las balsas y arroyos de los alrededores las ranas, sapos, lagartos, lagartijas y algunas especies de serpientes.

                                     

2. Flora

La flora de la laguna es rica y variada, siendo las comunidades litorales las más destacables por su aceptable estado de conservación y su interés desde el punto de vista ecológico y botánico.

Debido a ser casi un ambiente estepario y también como consecuencia de la mano del ser humano, la laguna está llena de campos de cereales, girasoles, algunos maíces y campos de hortalizas y alfalfa. En los montes todavía se pueden ver pinos, carrascas, quejigos y enebros. En las zonas con agua hay chopos y serbales comunes. Los árboles frutales más comunes son los almendros y algunos manzanos. Antiguamente se cultivaban viñas y azafrán.

Hay gran cantidad de plantas halófilas que soportan mucha salinidad y por ello son perfectas para la laguna. El sistema cuenta con algunos endemismos y especies en protección como la Puccinellia pungens y el Lythrum flexuosum, y algunas Anacamptis palustris. Las especies presentan una disposición peculiar en función del relieve y del grado de humedad del suelo y de su tolerancia la salinidad. En las zonas de aguas más dulces destacan los carrizales y espadañales y más tolerantes la salinidad juncales de Juncus maritimus y Scirpus maritimus.

                                     

3. Otras figuras de protección

La reserva natural cuenta además con otras figuras de protección: ​

  • Humedal de Importancia Internacional Convenio Ramsar
  • ZEPA: Cuenca de Gallocanta
  • LIC: Laguna de Gallocanta
  • Refugio de fauna silvestre